La localidad onubense de Almonte engalana ya sus calles para la Venida de la Virgen del Rocío.

Dos kilómetros y medio de calles ya están vestidas para recibir a su patrona, que se traslada el martes desde la ermita hasta Almonte.

Este acontecimiento se produce una vez cada siete años por lo que este será un momento muy especial para los fieles.