Publicidad

Es un mundo medieval de espada, magia y brujeria. Humanos, elfos, enanos y muchas más razas forman la alianza. Los Orcos Tauren representan la Ordan. Pese a los nombres, aquí no existen ni buenos ni malos. Sólo hay dos bandos heridos por una antigua batalla que ha dejado el mundo bastante dañado.

Es más que un juego, es un punto de encuentro de millones de jugadores. World of Warcraft prepara su salto a la gran pantalla. El proyecto lleva años esperando.

Según rumores en la red, el guión habría pasado por manos de Spielberg y al final fue Sam Raimi, director de la saga de Spiderman, el que ha aceptado el reto y así satisfacer las exigencias de sus creadores.

Un negocio millonario en el mundo de los videojuegos que no tiene rival. Ningún título ha sido capaz de hacer sombra a éste universo, muchos lo intentaron pero todos fracasaron.