Al contrario de lo que puede parecer, tener un aparato reproductor masculino más grande no es garantía de éxito para tener relaciones sexuales. Así lo revela un estudio de la Universidad de Australia Occidental (UWA) y la Universidad de Zúrich, que investigaron los indicadores de virilidad entre primates.

Los resultados se han publicado en 'Proceedings of the Royal Society B'. El estudio se centró en la variación en el tamaño de los testículos y en la ornamentación masculina.

El estudio demuestra que los primates que son considerados "más atractivos" tienen los testículos más pequeños. Eso se debe a que les permite investir mayor potencial genético en el atractivo externo.

Según los investigadores, la competencia a la que se enfrentan los primates les lleva a portar adornos sexuales como pestañas largas o extravagantes melenas.

La investigación se basó en más de 100 especies de primates, incluidos los humanos, y demostró por primera vez que los ornamentos se producen a expensas del tamaño de los testículos y la producción de esperma, o simplemente, al menos en primates, los machos más vistosos tienen los testículos más pequeños.

También te puede interesar...

Descubre los primeros calzoncillos con testículos

¿A qué edad hombres y mujeres son más atractivos?