El animal más resistente es el tardígrado, conocido como el oso de agua. Son animales invertebrados muy pequeños, tienen ocho patas, viven en el agua y pueden estar 30 años sin comida ni agua. Además estos diminutos animales sobreviven a las temperaturas extremas, la radiación e incluso al vacío del espacio.

Los tardígrados llevan en la Tierra más de 500 millones de años y podrían sobrevivir a todo, según los investigadores, excepto a la extinción del Sol. El impacto de los asteroides y las explosiones de supernovas son algunas de las posibles causas de la extinción de especies en la Tierra. Los investigadores creen que solo el fin del Sol provocaría la extinción total de la vida en la Tierra, incluidos los 'indestructibles' tardígrados.