Otros programas espaciales pioneros como el estadounidense o el soviético lograron, hace más de 50 años, fotografiar la cara oculta de la Luna pero nunca consiguieron alunizar en esa zona del satélite.

El programa Chang`e comenzó con el lanzamiento de una primera sonda orbital en 2007. Las comunicaciones entre la sonda y la Tierra son posibles gracias a un satélite, Quequiao, puesto en órbita el pasado mes de mayo y que opera a modo de "espejo" transmisor de información entre los centros de control en la Tierra y laChang'e-4.

El objetivo final de este programa es una misión tripulada a la luna a largo plazo, aunque no se ha fijado aún fecha para ello ya hay algunos expertos que la sitúan en torno al año 2036.