341.802667

Publicidad

50 ANIVERSARIO

Revivimos el momento de la llegada del hombre a la Luna gracias a la realidad aumentada y la explicación de José Manuel Grandela

José Manuel Grandela, técnico de comunicación que se encontraba en el momento exacto en la sala de control, nos cuenta los detalles sobre la misión del Apolo 11.

Para la llegada del hombre a la Luna era indispensable mantener una conexión continua con el Apolo 11. Sin embargo, solo había un punto de comunicación al rotar la Tierra se perdería el contacto, por lo que se colocaron tres antenas de la NASA en California, Australia y España (en Fresnedillas de la Oliva).

Esta última fue justo la que tuvo conexión en el momento histórico en el que el Apolo XI se posó en el satélite y las personas que allí se encontraban trabajando fueron los primeros en escuchar la señal de que el hombre había llegado a la Luna.

Este 2019 se cumple el 50 aniversario de esta misión y José Manuel Grandela, técnico de comunicación que se encontraba en el momento exacto en la sala de control, nos cuenta todos los detalles habiendo sido testigo principal y directo de cómo se produjo y se llevó a cabo todo. Gracias a la realidad aumentada, unida a su explicación, se ha recreado la misión para poder comprender cómo se vivió.

José Manuel narra cómo el módulo 'eagle' llevaba un ordenador con una capacidad de 300 K, muy inferior a lo que disponemos actualmente en un móvil, cómo el lugar de descenso no fue el mismo que se había planeado y Neil Armstrong tuvo que hacerse con los mandos de forma manual y el júbilo que vivieron al escuchar a los astronautas tras haber pisado la Luna.

Publicidad