Un grupo de investigadores de Pzifer hizo un hallazgo sorprendente hace cuatro años que consistía a que una terapia para la artritis de la compañía Enbrel, un poderoso medicamento antiinflamatorio, pareció reducir el riesgo del Alzheimer en un 64%.

Los resultaron verificaron que el medicamento realmente tendría un efecto positivo pero que requerida un ensayo clínico costoso, y Pzifer optó por no seguir investigando y optó por no hacer público los datos.

Estimaron que costaría unos 80 millones de dólares el ensayo clínico en miles de pacientes para ver si la señal contenida en los datos era real, y según ha optenido el medio 'The Washington Post''.

"Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y retardar de forma segura la enfermedad de Alzheimer, dijo el documento, en una presentación en PowerPoint que fue preparada para ser revisad por un comité interno de Pzifer en febrero de 2018.

Ed Harnaga, portavoz de la compañía, dice que "la ciencia fue el único determinante para no seguir adelante".