Láser

Un potente láser consigue desviar los rayos de una tormenta para evitar su impacto

Gracias a este nuevo hallazgo, se podría llegar a proteger de las tormentas infraestructuras críticas, como centrales eléctricas o aeropuertos.

Publicidad

Un potente láser proyectado hacia el cielo ha sido capaz de desviar los rayos de una tormenta por primera vez. Así lo demuestra un experimento llevado a cabo por un equipo francés de 28 investigadores. La revista 'Nature Photonics' ha publicado el primer avance en casi tres siglos.

La principal protección de los edificios y habitantes frente a los rayos es un invento de Benjamin Franklin de 1752: el pararrayos. La idea de usar láseres con el mismo fin había sido planteada hacía años, aunque nunca se había demostrado su visibilidad. "Se propuso la idea inicialmente en los años 70, y durante los últimos 50 años se realizaron numerosos estudios tanto en laboratorio como en el campo para tratar de hacerlo realidad. Pero nadie logró observar ningún efecto del láser sobre el rayo", explica Aurélien Houard, coordinador del proyecto Laser Lightning Rod (LLR).

Gracias a este nuevo hallazgo, se podría llegar a proteger de las tormentas infraestructuras críticas, como centrales eléctricas, aeropuertos y plataformas de lanzamiento.

El dispositivo es capaz de disparar un millar de pulsos láser ultracortos cada segundo para generar un canal oinizado llamado filamento láser. Este conduce el rayo hasta la atmósfera al crear una ruta preferente para la descarga alejada de lugares vulnerables.

Así es el láser utilizado: tamaño de un coche

Su tamaño es como el de un vehículo familiar grande que pesa tres toneladas y ha sido probado en la montaña Säntis, en el noreste de Suiza, durante julio de 2021, junto a una antena de telecomunicaciones de 123 metros de altura. La zona registra un rayo unas 100 veces al año. Durante más de seis horas de operación en plena actividad de tormenta eléctrica, los autores observaron que el láser desvió el curso de cuatro descargas de rayos hacia arriba. El momento fue captado por dos cámaras de alta velocidad.

Instantáneas del rayo registradas en presencia del láser
Instantáneas del rayo registradas en presencia del láser | Nature Photonics

Por ahora, la tecnología es experimental y no está a punto para aplicarse a gran escala. El coordinador del proyecto anticipó que se necesitarían de 10 a 15 años más de trabajo. El siguiente paso ahora, según Houard, "consistirá en aumentar la longitud y la conductividad del canal de plasma guía y obtener más estadísticas para cuantificar con precisión el efecto del láser".

La idea de usar pulsos láser intensos para guiar los rayos se había explorado hace años, aunque en condiciones de laboratorio en México en 2004; también en Singapur en 2011. Sin embargo, no se lograron evidencias de conseguir lo que este equipo investigador ha logrado.

Los autores concluyen que, aunque "se necesitan más campañas y trabajos teóricos", sus hallazgos amplían la comprensión actual de la física láser en la atmósfera.

Publicidad