Publicidad

Avance científico

Ni óvulos ni espermatozoides, creado el primer modelo de embrión humano a partir de células de la piel

La revista científica Nature ha publicado la investigación de la universidad de Monash en Australia, liderada por el bioquímico argentino José Polo. Los experimentos utilizan células humanas para imitar la fase de blastocisto, lo que ofrece una ventana crucial hacia el desarrollo humano.

Los científicos han utilizado células madre humanas para imitar la etapa más temprana del crecimiento embrionario. Varios equipos de investigación han comunicado que cultivaron células que se parecen a los blastocistos humanos, que se forman aproximadamente 4 días después de que un óvulo es fertilizado por el esperma. Uno de estos equipos ha sido el de la universidad de Monash en Australia.

Publicación en Nature

Dos equipos publicaron sus resultados en la revista Nature. Estos experimentos ofrecen una oportunidad en el desarrollo humano y podrían ayudar a entender mejor la pérdida del embrión durante el embarazo y la infertilidad. Todo sin experimentar con embriones humanos.

La mayoría de los conocimientos científicos sobre esta etapa temprana del desarrollo humano proviene de investigaciones con embriones humanos. Pero el acceso a estos embriones es limitado y está estrictamente regulado.

Investigación con blastocistos

La investigación parte de blastocistos cultivados en laboratorio a partir de células madre que nada tienen que ver con los embriones humanos. Este descubrimiento evitaría los problemas éticos en la investigación con embriones humanos y aumentaría el acceso a este tipo de investigaciones.

Los científicos habían cultivado previamente blastocistos en el laboratorio a partir de células madre de ratón, pero los ratones tienen vías de desarrollo diferentes a las de los humanos, por lo que las estructuras resultantes no eran un modelo perfecto de desarrollo humano.

Según explican los expertos, en las últimas investigaciones están "realmente juntas todas las piezas de manera que potencialmente se pueda modelar cómo se desarrolla el embrión en sus primeras etapas".

Durante el embarazo, un blastocisto se implantaría en la pared del útero a los 8 días. En ese momento, tiene una capa externa de células que daría lugar a la placenta y un grupo de células en su interior que tienen el potencial de convertirse en un feto.

Los científicos han utilizado previamente células madre embrionarias humanas para observar las últimas etapas del desarrollo del embrión, alrededor de 18 a 20 días, después de que el blastocisto se ha implantado. Pero los nuevos experimentos son la etapa más temprana de desarrollo que se modelará en un laboratorio.

Publicidad