La nave espacial New Horizons de la NASA está sobrevolando un distante objeto a 6.430 millones de kilómetros del Sol, un viaje más allá de Plutón, y la expectación científica es máxima.

Otro hito espacial sucedía en la noche de este lunes, a más de 100 millones de kilómetros de la Tierra la NASA ha puesto una nave en órbita del asteroide Bennu de apenas 500 metros de diámetro. Aspirará una muestra de tierra y regresará a casa en 2023.

En el inicio de este año China llegará a donde nadie ha llegado jamás, a la cara oculta de la Luna. Buscarán muestras a más de 100 metros de profundidad. Para los científicos, estos viajes hacia lo desconocido es algo épico, representa el espíritu de aventura y descubrimiento inherente al espíritu humano.