Dos marmotas alpinas se olisquean

Publicidad

Animales

Las marmotas de los Pirineos catalanes se comunican a gritos en un dialecto diferente a las de los franceses

Las marmotas distinguen su propio dialecto del de las forasteras y se esconden ante los gritos de las desconocidas como mecanismo de protección, según una nueva investigación.

Las marmotas hablan en diferentes dialectos dependiendo de su ubicación. Esa es la conclusión de una investigación europea en la que ha participado la ecóloga del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la UAB Mariona Fedrrándiz a partir del siguiente descubrimiento: las marmotas alpinas que viven en los Pirineos catalanes y franceses se comunican con gritos en dialectos diferentes.

La investigación revela que las marmotas lugareñas distinguen su propio dialecto del de las forasteras y se esconden ante los gritos de las desconocidas, según se especifica en el estudio publicado en la revista 'Behavioral Ecology and Sociobiology'.

La investigadora Fedrrándiz explica que estos animales no suelen alejarse más de un metro de sus madrigueras y vuelven corriendo cuando escuchan el grito de alarma de otra marmota, incluso ahora en verano que salen para buscar comida, tomar el sol y recoger material para la próxima hibernación.

"Las marmotas son capaces de reconocer el grito de los miembros de su población, incluso en una grabación, y hemos visto que responden más temerosas si no saben quién es la emisora", detalla la ecóloga. Sin embargo, se desconoce por qué ocurre esto, ya que no tiene un paralalismo con el caso de los humanos, cuyos dialectos varían sobre todo en función de la zona en la que viven.

"La respuesta antidepredadora de huir que aparece una vez escuchan los gritos de alarma de otras marmotas -añade la investigadora- tiene un gasto energético y temporal, por ello, aprender a distinguir los dialectos familiares les permite confiarse y ahorrar energía".

Publicidad