Disminución de la profundidad en el Mar Menor

Publicidad

Cambio climático

El Mar Menor ha perdido casi un metro de profundidad en menos de una década

La acción del hombre y las extremas precipitaciones que ha sufrido la región de Murcia han provocado que el nivel de sedimentos haya aumentado en una media de 18 centímetros en ocho años, reduciendo la capacidad de almacenamiento de agua en del Mar Menor.

El Mar Menor en Murcia, la albufera de agua salada procedente del Mar Mediterráneo, habría perdido un metro de profundidad según un estudio en el que han participado varios científicos procedentes de la Universidad de Murcia, la Universidad Politécnica de Cartagena, la Universidad de Valencia y el IMIDA (Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario).

A través de diversas e innovadoras mediciones, han concluido que esta albufera de agua salada habría experimentado, en su fondo marino, un aumento de sedimentos de en torno a una media de más de 18 centímetros en el periodo que va entre 2008 y 2016, sobre todo, por culpa de los cada vez más frecuentes episodios de lluvia extrema. Para hacernos una idea de la situación que podría sufrirse en la actualidad (y de la que, por el momento no se disponen de datos), el temporal de la DANA, que tuvo lugar del 12 al 15 de septiembre de 2019, dejó registrados un máximo de 217.8 mm de lluvia en veinticuatro horas. Esta misma cifra equivale a lo que han dejado precipitaciones normales en 500 años, por lo que las inundaciones causadas por la DANA, sin duda, también tendrían un efecto muy negativo en la acumulación de sedimentos en la cuenca del Campo de Cartagena.

Una buena manera de ilustrarlo es a través de este mapa:

Disminución de la profundidad en el Mar Menor | mdpi.com

Esta comparativa nos permite observar que, si en el primer periodo (2008-2009) la profundidad de siete metros cubría aproximadamente 10.000 kilómetros cuadrados, en el segundo periodo ni siquiera alcanza los 400 metros cuadrados. Se podría decir que se ha perdido un metro de profundidad ya que ahora se registran seis metros de profundidad en más de 6.000 kilómetros cuadrados, según los datos recogidos por este estudiado cofinanciado por el fondo FEDER.

A su vez, es importante destacar que el Mar Menor es una laguna de costa, más conocida como albufera, con un alto nivel de movimiento de sus corrientes de agua por lo que termina convirtiéndose en el recipiente final con una extensión de 1350 kilómetros cuadrados. Debido a todos movimientos mencionados (sobre todo, las intensas lluvias pero también la acción del hombre) han hecho que el fondo de la albufera ha experimentado una aumento paulatino de la acumulación de sedimentos aunque también influiría los efectos del cambio climático.

Aunque el aumento del nivel del Mar Mediterráneo junto a estos excedentes de agua provocados por las lluvias intensas no se han estudiado con profundidad, existe la evidencia, según el informe, de que podría ser significantes. Las ratios de sedimentación han cambiado a lo largo de la evolución del Mar Menor y con el tiempo han pasado de tener una altura de 30 mm antes de la Edad Media a superar los 30 cm en el siglo XX. Sin embargo, todavía no existen este tipo de datos aplicados a nuestros días.

El informe ha sido realizado por Manuel Erena, José A. Domínguez, José F. Atenza del IDIMA, Sandra García-Galiano de la Universidad Politécnica de Cartagenam Juan Soria de la Universidad de Valencia y Ángel Pérez-Ruzafa de la Universidad de Murcia y han llegado a la conclusión de que los resultados obtenidos muestran que el aumento de la sedimentación en Mar Menor viene causado por las intensas lluvias (cada vez más frecuentes) y el cambio climático. Por lo que vaticinan que más inundaciones podrían provocar en un futuro un gran aumento de la acumulación de sedimentos.

Publicidad