En Kazajistán

En Kazajistán

Lanzan el carguero Progress para llevar suministros a la tripulación de la Estación Espacial Internacional

El carguero llevará casi tres toneladas de combustible, oxígeno, equipos para mantener la EEI en condiciones de trabajo, agua, alimentos y otros artículos básicos para la tripulación.

antena3noticias.com | Madrid | 17/11/2018

El carguero Progress MS-10 despegó desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán, con casi tres toneladas de suministros para la Estación Espacial Internacional (EEI), en el primer lanzamiento de un cohete portador Soyuz-FG desde el accidente del pasado 11 de octubre.

 

El Progress despegó a las 18.14 GMT, tal y como estaba previsto, según el Centro de Control de Vuelos ruso. El carguero debía despegar el pasado 30 de octubre hacia la EEI, pero su puesta en órbita se tuvo que aplazar hasta hoy debido al fallido lanzamiento del 11 de octubre de la nave Soyuz MS-10 desde Baikonur.

El lanzamiento del Progress supone así la primera prueba de fuego para el vehículo portador Soyuz-FG y la agencia espacial rusa, Roscosmos, pues fue ese cohete el que impulsó a la nave Soyuz el mes pasado.

Un sensor de contacto que se deformó durante el ensamblaje del cohete Soyuz-FG en Baikonur fue la causa del fallo, según la comisión investigadora del accidente. Dos minutos después del lanzamiento de la nave se produjo un fallo que obligó el cosmonauta ruso Alexéi Ovchinin y al astronauta estadounidense de la NASA Nick Hague a iniciar un aterrizaje de emergencia.

La cápsula recuperable se eyectó al activarse el sistema automático de emergencia y, tras descender de modo balístico, aterrizó a unos 25 kilómetros de la ciudad kazaja de Zhezkazgán, con sus dos tripulantes ilesos. A raíz de ese incidente, la agencia espacial rusa planificó tres lanzamientos de cohetes Soyuz antes de enviar una nueva misión con cosmonautas y astronautas a la EEI el próximo 3 de diciembre, entre ellos el del Progress MS-10.

El carguero entregará a la estación espacial casi tres toneladas de diferentes cargas, incluyendo combustible, oxígeno, equipos para mantener la estación en condiciones de trabajo, agua, alimentos y otros artículos básicos para la tripulación.

El carguero permanecerá acoplado a la EEI durante más de cuatro meses antes de volver en marzo próximo a la Tierra, de acuerdo con la agencia espacial estadounidense.

Los especialistas del Grupo Principal de Operaciones y de Control de Vuelo del segmento ruso de la EEI comenzarán a controlar el vuelo después de su separación de la tercera etapa del vehículo de lanzamiento.

La convergencia de la nave con la EEI y la aproximación al módulo de servicio ruso Zvezdá para el acoplamiento se efectuará de manera automática bajo la supervisión de los especialistas en el Centro de Control y con ayuda del cosmonauta ruso Serguéi Prokopiev desde la plataforma orbital internacional.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.