23

Publicidad

Chang'e-5

La sonda China Chang'e-5 aterriza con éxito en Mongolia tras recoger 2kg de muestras lunares

China se convierte en el tercer país que ha conseguido completar con éxito la misión de traer a la Tierra muestras lunares, lo ha hecho con la sonda Chang'e-5.

China ha completado con éxito su misión espacial en la Luna, después de que la sonda asiática Chang'e 5 haya aterrizado en la provincia septentrional de Mongolia Interior con los dos kilogramos de muestras lunares recogidos a principios de este mes.

La ANEC detalló en un comunicado que "el módulo de retorno del proyecto de exploración lunar Chang'e 5 aterrizó con éxito en la zona prevista a las 01.59 hora de Pekín del 17 de diciembre" (17.59 GMT del 16 de diciembre).

China se convierte en el tercer país que consigue recolectar muestras lunares después de que también Estados Unidos y la extinta Unión Soviética también lo lograsen hace cinco décadas.

La ANEC precisó que "a las 01.33 (17.33 GMT del miércoles), el módulo de retorno de la Chang'e 5 -prosigue el texto de la ANEC- entró en la atmósfera a una velocidad en torno a los 11,2 kilómetros por segundo a una altitud de 120 kilómetros sobre la superficie" terrestre, momento en el que empezó las maniobras de desaceleración.

Cuando la sonda llegó a unos 10 kilómetros de la superficie, la Chang'e 5 abrió el paracaídas, último paso de la maniobra de reducción de la velocidad, que le sirvió para mantener una altitud estable y aterrizar de manera suave en el área de Siziwang, en la provincia de Mongolia Interior.

Una zona inexplorada

El pasado 1 de diciembre, la sonda alunizó con éxito en área al norte del Mons Rümker, en el Oceanus Procellarum, en la cara visible de la Luna, una zona no visitada hasta la fecha ni por astronautas ni por misiones espaciales no tripuladas.

Las muestras obtenidas por la sonda Chang'e-5 se han recopilado de dos formas diferentes: en la superficie de la Luna, gracias a un brazo robótico, y bajo tierra, a través de un taladro que perforó dos metros el satélite para obtener muestras variadas que podrían datar de periodos muy anteriores.

El objetivo final del programa espacial de China es una misión tripulada a la Luna y la construcción de una base científica en el satélite, aunque no se ha fijado la fecha para ello.

Publicidad