Publicidad

ESTUDIO NEUROCIENTÍFICO

La ciencia demuestra que quejarse es malo para la salud

"Quejarse" es una actividad más cotidiana de lo que debería... Parece que expresar nuestro desacuerdo o hartazgo nos libera del estrés, pero a corto plazo. A largo, puede ser muy perjudicial. Según Steven Parton, investigador y experto en neurociencia, quejarse afecta al cerebro y produce consecuencias negativas para la salud mental. Descúbrelas en este vídeo.

Publicidad