Ciencia

Una muestra de ADN confirma que el jefe indio Toro Sentado tiene parientes vivos

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard analizaron un mechón de pelo del histórico líder para determinar si existía parentesco con Ernie LaPointe

El jefe indio Toro Sentado tiene parientes vivos

Publicidad

Toro Sentado tiene parientes vivos. Así lo determina un análisis de ADN a partir de un mechón de pelo del histórico líder de los sioux, que ha concluido que Ernie LaPointe, que se presenta como su bisnieto, está en lo cierto y existe una relación entre ambos.

Tal y como publica Science Advances, esta es la primera ocasión en la que se ha utilizado un ADN antiguo para confirmar la relación con un ser humano vivo. Todo gracias al empleo y análisis de fragmentos de ADN antiguos con los que han trabajado científicos de la Universidad de Cambridge y el Centro de Geogenética de la Fundación Lundbeck.

Además, esta técnica se ha enfocado en buscar el ADN autosómico, es decir, nuestro ADN no específico de género, dentro de la muestra corporal. ¿Qué significa esto? Que, ya que heredamos la mitad del ADN autosómico de nuestro padre y la mitad de nuestra madre, se pueden verificar las coincidencias genéticas con independencia de si un antepasado está en el lado paterno o materno de la familia. Y esto es lo que le ocurría precisamente a Ernie LaPointe.

Por eso el equipo de científicos encargado del tema adquirió un mechón de pelo de Toro Sentado y lo comparó con muestras genéticas de LaPointe y otros Lakota Sioux. Así fue cómo se demostró que éste es su pariente vivo más cercano. Aunque el trabajo no ha sido fácil.

14 años para certificar este parentesco

Los investigadores han necesitado 14 años para lograr extraer el ADN utilizable de un mechón de cabello de Toro Sentado dado el avanzado paso del tiempo en el que había permanecido a temperatura ambiente en el Museo Smithsonian de Washington. Por ello se complicó más de lo esperado el hallazgo.

Sin embargo, el ADN falló a favor de Ernie LaPointe, un hombre que viaja por todo Estados Unidos dando charlas como representante de los cuatro parientes vivos del gran jefe Toro Sentado. El problema es que su relación familiar sólo podía demostrarse a raíz de certificados de nacimientos y defunciones en base a los registros históricos. Por eso esta confirmación es una evidencia de una autenticidad de la que ya no se podrá dudar.

Publicidad