Inventos

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid consiguen el premio al mejor invento del año de la UE

Se trata de una batería capaz de almacenar los excedentes de la energía solar y eólica en forma de calor, con el objetivo de conseguir energía barata.

Publicidad

Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha conseguido el premio de la Unión Europea al mejor invento del año. Se trata de un invento que puede revolucionar el mundo de las energías renovables. Es una batería capaz de almacenar los excedentes de la energía solar y eólica en forma de calor, con el objetivo de conseguir energía barata.

"Queremos almacenar energía renovable de forma muy barata para así poder suministrar energía de manera ininterrumpida durante muchas horas, satisfaciendo todas las necesidades energéticas", explica Alejandro Datas, coordinador del proyecto 'Thermobat'.

El proyecto 'Thermobat', ganador del premio a mejor invento europeo

El invento ha sido considerado como el mejor invento europeo en los Premios Radar de la Innovación que otorga la Comisión Europea dentro de la categoría Kickstarter, que premian las creaciones con mayor potencial de Europa fabricadas a partir de proyectos financiados con fondos europeos.

Sin embargo, Datas no se conforma con el premio y quiere comercializar esta tecnología. "Esperamos que el premio nos ayude a conseguir la financiación adicional necesaria para poder fabricar la tecnología a escala industrial", añade.

Con estas baterías se da solución a uno de los puntos débiles de las energías generadas por molinos de viento o paneles solares, cuya energía se debía utilizar de manera inmediata y el excedente no podía ser almacenado.

En este caso, almacena ese excedente en forma de calor, el cual se emplea para calentar de forma incandescente, con temperaturas superiores a 1.000 grados, para fundir metales baratos como el sicilio o las aleaciones de ferrosicilio en un recipiente del cual, al calentarse, se recupera y reaprovecha parte de la energía.

Otro de los puntos destacados es que los materiales con los que ha sido fabricado el invento son abundantes y baratos y se podría implementar en viviendas e industrias en las que se trabaje con altas temperaturas, así como en sistemas de energías renovables.

Publicidad