El nueve de agosto es sin duda un día marcado en rojo por todos los amantes de la astronomía. Cuando amanezca, si sabemos cómo hacerlo tendremos una oportunidad pintiparada para ver Mercurio desde La Tierra.

Algo que no pasa todos los días. De hecho, el noveno día del octavo mes del año es el mejor para poder ver desde casa el planeta más cercano a la estrella que da nombre al sistema solar.

Pero ¿Por qué, es este día el mejor para ver Mercurio? La respuesta a esa cuestión radica en que en que el nueve de agosto este planeta alcanza la mayor elongación occidental de 19.0 grados desde el sol. Por eso, cuando el planeta alcanza su punto más sobre el horizonte en el cielo de la mañana hay que buscarlo mirando a Oriente antes de que amanezca.

Allí tendremos, que buscar un punto que aunque parezca una estrella más no lo será, sino que sino que se tratará del planeta más cercano al sol. Y este día es de los pocos en los que podremos apreciar desde nuestro planeta.

Mercurio no es el único planeta que en un determinado día del año puede verse desde La Tierra. Otros como, Júpiter, Venus, Marte o Saturno pueden verse durante otros momentos del año.