Este verano un grupo de científicos de la NASA descubrió que el asteroide 2006 QV89 se aproximaba a la Tierra a unos 44.000 kilómetros por hora y que podría impactar contra nuestro planeta en los primeros días de septiembre.

Ante la cercanía de la fecha, los científicos analizan las posibilidades de que el asteroide impacte contra la Tierra y sigue de cerca la trayectoria del mismo.

El asteroide 2006 QV89 tiene un diámetro de 40 metros, lo que sumado a la velocidad que alcanza durante su recorrido, podría originar un daño parecido al del meteorito que cayó en Siberia en 1908 y que devastó un área de 2.000 kilómetros cuadrados, según recoge 'TN'.

Respecto a la posibilidad de que el asteroide impacte contra la Tierra, el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA revela que "todos los escenarios de impacto para el próximo siglo fueron eliminados" por lo que nuestro planeta no corre ningún peligro.

Esta conclusión es fruto de un análisis realizado con telescopios que protegen la Tierra al observar y estudiar los asteroides cercanos.

Los expertos aseguran estar aliviados de haber podido atrapar el asteroide 2006 QV89 antes de que se acercara más a la Tierra.