Enfermedades

Un grupo de investigadores diseña una mascarilla capaz de detectar si una persona está infectada

Los científicos han creado una máscara facial que es capaz de detectar en el aire los virus respiratorios más comunes en tan solo diez minutos. Sólo funciona en espacios con poca ventilación, como en ascensores o habitaciones cerradas.

Un equipo de investigadores ha diseñado una mascarilla capaz de detectar si una persona está conversando con otra que está infectada

Un equipo de investigadores ha diseñado una mascarilla capaz de detectar si una persona está conversando con otra que está infectada EFE

Publicidad

Un equipo de investigadores ha diseñado una mascarilla capaz de detectar, transcurridos unos 10 minutos, si una persona está conversando con otra que está infectada por alguno de los virus más comunes. Uno de ellos es el coronavirus, responsable de la covid. Las conclusiones del trabajo se han publicado en la revista Matter.

La nueva máscara, que han diseñado en la Universidad Tongji de Shanghai, puede además avisar a los usuarios a través de sus dispositivos móviles de la presencia de esos patógenos en el aire que les rodea.

Los investigadores pusieron el foco, tras las evidencias de que las mascarillas pueden reducir el riesgo de propagar y de contraer la enfermedad, en diseñar una que fuera capaz de detectar la presencia del virus en el aire y de alertar al usuario.

Los patógenos respiratorios que causan la gripe A o la covid se propagan a través de pequeñas gotas y aerosoles que liberan las personas infectadas cuando hablan, tosen y estornudan. Esas moléculas que contienen virus, especialmente los pequeños aerosoles, pueden permanecer suspendidas en el aire durante mucho tiempo.

"Funciona muy bien en espacios con poca ventilación

El científico Yin Fang, de la citada Universidad, ha destacado en la publicación que la máscara "funciona muy bien en espacios con poca ventilación, como ascensores o habitaciones cerradas, donde el riesgo de infectarse es alto". Y ha añadido que en el futuro, si surge un nuevo virus respiratorio, pueden actualizar fácilmente el diseño del sensor para detectar los nuevos patógenos.

Los investigadores están ahora trabajando para acortar el tiempo de detección y aumentar aún más la sensibilidad del sensor.

Publicidad