Los eventos astronómicos, conocidos por su misticismo, iluminan el cielo y son motivo de dejar las grandes ciudades y trasladarse a montañas o playas, lugares apartados de la contaminación lumínica para poder disfrutar del cielo y los momentos mágicos que dejan la lluvia de perseidas o la iluminación del cielo gracias a la Luna Llena.

En agosto llega la esperada lluvia de perseidas en la noche del 12 al 13 de agosto. El pico será el 13 de agosto a las 07:05 horas con 100 meteoros por hora. Sin embargo, las condiciones para poder disfrutar de esta caída serán adversas puesto que el momento de la fase lunar de ese momento es del 95 %, es decir, habrá mucha luz dada por la Luna Llena para poder visualizar con claridad las perseidas.

Durante este mes se podrá disfrutar de varios eventos astronómicos:

Agosto comenzará con la primera Luna Nueva del mes. Momento en el que la Luna está entre la Tierra y el Sol. En los días alrededor de esta Luna Nueva, para aquellos amantes de la fotografía, se darán condiciones favorables para poder fotografiar el cielo nocturno, incluyendo el centro galáctico.

El 9 de agosto será la conjunción de la Luna y Júpiter, además de que Mercurio se encontrará en la máxima elongación oeste lo que significa que este planeta se podrá ver durante el 9 de agosto y los dos días siguientes momentos antes del amanecer.

El siguiente evento astronómico tiene lugar el 12 de agosto. En la noche de este día no solo se verá la lluvia de las perseidas, también será la conjunción de la Luna y Saturno, es decir Saturno pasará por detrás de la luna produciéndose una ocultación que será visible en el centro del Océano Pacífico, el norte de Nueva Zelanda, Australia y el Sur del Sudeste Asiático.

Por último, el 15 de agosto se podrá disfrutar de una Luna Llena y el 30 de agosto se dará la segunda y última Luna Nueva del mes de agosto.