19.007833

Publicidad

NASA

El espejismo de Cullera, la foto viral de un fotógrafo español que ha enamorado a la NASA

Toni Sendra está detrás de una de las fotografías más inusuales de un amanecer. "Pretendíamos hacer una foto bonita para colgar en el salón, pero ahora va a quedar para los anales de la historia" dice el fotógrafo español.

Toni Sendra es fotógrafo y no sale de su asombro porque la foto que hizo el pasado 12 de septiembre en la playa de Cullera, en Valencia, se ha hecho viral tras publicarla la NASA en varias de sus webs oficiales.

Una foto para siempre

En la fotografía se puede observar el velero Slainte justo en frente del Sol con forma de letra Omega, un efecto que ha causado el asombro de los aficionados a la fotografía de todo el planeta. Para el responsable de la foto, Toni Sedra, la idea surgió hace poco más de un año, "hablando con mi amigo Álex, dueño del barco. Tenía que hacer una foto de su barco con la luna de fondo".

Hubo un primer intento en el que no salió. "En el último momento, pues este tipo de fotos también suele pasar que puedes tener un problema técnico". Eso fue lo que les ocurrió la primera vez pero ahora han planificado mejor la fotografía.

La foto perfecta

Dice Toni que esta vez ha salido todo "estupendo, perfecto. Un par de minutos antes de salir el sol estábamos bastante nerviosos porque no sabes si lo que ves en el horizonte es bruma o son nubes o está limpio".

Tiraron unas cuantas fotos mientras salía el sol hasta que una de las últimas era la foto perfecta. "Revisando la última foto que hice, ya por el visor lo vi y ya dije esta es la foto que yo quería" dice Toni Sendra junto a su amigo Alejandro Grau, patrón del velero que protagoniza la foto y que acabado publicando la NASA.

Una foto viral

Toni y su amigo decidieron publicarla, "la publicamos en una página de redes sociales que tienen ellos que se llama Sky y ahí ya fue muy emocionante porque que te lo publiquen en esa página ya es muy difícil" asegura el fotógrafo.

Dice que se puso muy nervioso porque el sábado le avisaron que también la publicarían en otra página importante de la NASA. "Bueno, pues ya me puse a dar saltos de alegría". El efecto omega no se puede predecir porque según Toni, "en ese momento depende de las circunstancias de cómo está la temperatura de la superficie del mar".

Publicidad