Publicidad

Redes cuánticas

Un equipo de físicos en España adelanta a China en la construcción de la internet cuántica, un sistema imposible de piratear

España adelanta así a China en uno de los mayores problemas de comunicación cuántica, crear redes de intercambio de información imposibles de espiar.

Investigadores del ICFO informan en la revista científica Nature haber logrado, por primera vez, el entrelazamiento de 2 memorias cuánticas separadas por 10 metros. Un avance científico de investigadores ubicados en España que sería la antesala de la creación de redes de comunicación cuánticas imposibles de hackear, algo que persiguen varios países del mundo desde hace años.

Redes imposibles de espiar

Es el santo grial para los servicios de inteligencia de numerosos países. Redes de comunicación cuánticas imposibles de espiar. Es lo que buscan China y Estados Unidos desde hace años. Ahora, un equipo de investigadores en España ha logrado estableces una red imposible de ser pirateada.

Los científicos implementaron una técnica que les permitió alcanzar un récord en la tasa de nódulos en un sistema que podría integrarse a la red de comunicación por fibra, allanando el camino para operar desde largas distancias. Los resultados del estudio se consideran un hito para las comunicaciones cuánticas y un gran paso adelante en el desarrollo de repetidores cuánticos para la futura Internet cuántica.

El estudio

En el estudio publicado en la revista Nature, los científicos del ICFO Dario Lago, Samuele Grandi, Alessandro Seri y Jelena Rakonjac, dirigidos por el profesor Hugues de Riedmatten, han logrado almacenar, durante un máximo de 25 microsegundos, un solo fotón en dos memorias cuánticas colocadas a 10 metros de distancia.

Durante la década de los 90, varias investigaciones lograron importantes avances en el campo de las telecomunicaciones extendiendo la red a distancias más allá de las ciudades y áreas metropolitanas. Para lograr este factor de escalabilidad, utilizaron repetidores, que mejoraron las señales y les permitieron viajar distancias más largas con las mismas características.

Fue un de las primeras semillas para crear la futura Internet cuántica. Las llamadas memorias cuánticas desempeñan el mismo papel. Son los componentes básicos de esta novedosa Internet, actuando como repetidores cuánticos de operaciones de datos y utilizando la superposición y el entrelazamiento como factor clave del sistema. Pero para operar tal sistema a un nivel cuántico, el entrelazamiento entre las memorias cuánticas deben crearse a largas distancias y mantener la misma eficacia.

El equipo de investigadores del ICFO lo describe como "una característica similar a permitir que varios mensajes se envíen al mismo tiempo en un clásico canal de comunicación". Dario Lago, estudiante de doctorado del ICFO y primer autor del estudio, asegura que "hasta ahora, varios de los hitos alcanzados en este experimento fueron realizados por otros grupos. Pero, la singularidad de este experimento es que nuestras técnicas lograron tasas muy altas y pueden extenderse a distancias más largas ".

Publicidad