Las granjas de moscas soldado negro, que ya están extendidas en países como América y Asia, han llegado a España. Este tipo de mosca crece comiendo cualquier tipo de residuo orgánico. "Lo que nosotros tiramos en casa habitualmente lo podemos dar como alimento", dice un trabajador de la granja.

Las mosca soldado sirven también como alimento de otros animales. Con las larvas que han comido frutas y verduras se puede elaborar pienso natural, que servirá para dar de comer a otros animales.

Además de los restos orgánicos, las moscas soldado también pueden comerse los lodos de las depuradoras, "en este caso lo que haríamos sería transformarlo solo en fertilizante ecológico". Se comen la basura, alimentan el ganado y fertilizan.