Consumimos millones de plásticos. Generamos toneladas de basura. ¿Y dónde la tirábamos? En países de Asia. Este era nuestro vertedero. Recibían y procesaban toda la basura del mundo desarrollado hasta ahora.

Hasta enero de 2018, casi el 80% del papel y el cartón que España desechaba eran absorbidos por Pekín, en China.

También se ha rebelado Filipinas que ha devuelto 69 contenedores de basura ilegal a Canadá. Llevaba 6 años bloqueada en sus puertos. Y Malasia ha devuelto 3000 toneladas a sus países de origen. Cinco contenedores han regresado a nuestro país.

Un golpe en la mesa que, según los expertos, nos obligará a gestionar mejor, los residuos y, tal vez, caminar hacia un mundo, más sostenible.

Greenpeace urge a países del Sudeste Asiático a atajar la crisis del plástico

El grupo ecologista Greenpeace urgió hace unos días a los diez países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), cuyos mandatarios tienen previsto reunirse esta semana en Bangkok, a afrontar la crisis de residuos plásticos en la región.

En un comunicado, el grupo ecologista pidió "la inmediata prohibición de todas las importaciones de residuos plásticos", así como reducir el plástico de un solo uso y promocionar la economía circular que no produzca desechos, entre otras medidas.

Desde que China prohibió en 2018 la importación de residuos plásticos no reciclables, los envíos se trasladaron en gran parte a países del Sudeste Asiático como Malasia, Filipinas e Indonesia. "Plásticos y residuos electrónicos están siendo enviados gracias a las lagunas legales como si fueran materiales reciclables.

Sin embargo, mucha de esta basura importada termina amontonada o siendo quemada en vertederos ilegales, lo que supone una amenaza para la población y el medio ambiente", declaró Lea Guerrero, directora de Greenpeace Filipinas, en un acto celebrado en la capital tailandesa.

Greenpeace pide a la Asean poner sobre la mesa el problema durante la cumbre, que se celebra entre el jueves y el domingo, y hacer una "declaración conjunta" para afrontar esta crisis medioambiental. Algunos países, como Malasia, Filipinas o Indonesia, han comenzado recientemente a enviar de vuelta a sus países de origen cargamentos de residuos no declarados.

La Asean, creada en 1967, está formada por Birmania, Brunéi, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam. El grupo regional cuenta con una población conjunta de 630 millones de personas y un producto interior bruto de 2,5 billones de dólares.