Hace unos años el calentamiento global puso en peligro de extinción al frailecillo atlántico, un tipo de ave conocido por sus coloridos picos.

Se trata de una especie única en el mundo y a día de hoy, están a punto de batir su récord de reproducción en el Golfo de Maine. Están anidado cerca de 750 parejas de esta especie. Además, las aguas frías y el buen pescado de la zona favorece el éxito reproductivo.