Investigación

Edificios ultrarresistentes, el descubrimiento de los investigadores de la UPV que evitaría el derrumbe total durante una catástrofe

Los investigadores del Instituto ICITECH de la Universidad Politécnica de Valencia han ideado un nuevo método de diseño de edificios que puede aislar las partes dañadas de un edificio y así evitar la propagación de grandes fallos a toda la construcción. Un descubrimiento que podría ser clave para conseguir viviendas resistentes a grandes catástrofes naturales.

Publicidad

Edificios más resistentes, más fuertes, más seguros. Esta suma de características es ahora posible gracias al trabajo de los investigadores del Instituto ICITECH de la Universidad Politécnica de Valencia. Este grupo de de expertos ha desarrollado un nuevo método de diseño de edificios que evita el colapso total en caso de catástrofe. Es decir, aseguran que es posible conseguir estructuras ultrarresistentes, que sean capaces de aguantar situaciones extremas causadas por desastres naturales.

Este descubrimiento revolucionario ha sido publicado también en la portada Nature. De hecho, aseguran es la primera vez que la revista publica un artículo de investigación en el campo del diseño y construcción de edificios. Se presenta como un resultado "radical" para conseguir viviendas resistentes a riadas, inundaciones, deslizamientos de laderas, explosiones, su propio envejecimiento o mantenimiento y conservación inadecuados.

José M.Adam, coautor de la publicación con Nirvan Makoond, Andri Setiawan y Manuel Buitrago; todos ellos miembros del ICITECH de la UPV aseguran que: "Nuestro novedoso método de diseño proporciona una solución para superar esta alarmante limitación y conseguir edificios más resilientes, capaces de aislar el colapso a solo la parte de la estructura que ha sufrido el fallo inicial, y salvaguardar el resto del edificio. El nuevo método de diseño ha sido verificado con un ensayo sobre un edificio real. Por tanto, se trata de la primera solución contra la propagación de colapsos en edificios tras grandes fallos iniciales que ha sido probado y verificado a escala real. Con la aplicación del nuevo método de diseño se conseguirá prevenir colapsos catastróficos, protegiendo así vidas humanas y minimizando los costes materiales que supondría un colapso completo de la estructura".

¿Cuál es la clave? Este equipo de expertos de la UPV explica que está en unos fusibles estructurales que permiten aislar las partes dañadas de un edificio y así evitar la propagación de grandes fallos a toda la construcción. Es parecida a la forma en que las redes eléctricas se protegen frente a sobrecargas, al conectar diferentes segmentos de la red mediante fusibles eléctricos: "Con nuestros diseños, el edificio presenta continuidad estructural bajo condiciones normales de funcionamiento, pero se segmenta cuando la propagación de un fallo es inevitable, reduciendo así el alcance del colapso y evitando el derrumbe total", apunta Nirvan Makoond.

En definitiva, este descubrimiento que se ha gestado durante siete años, no es un hecho aislado, ya que aseguran se puede aplicar a prácticamente cualquier edificio de nueva construcción: "Es aplicable a cualquier tipo de edificio, nosotros lo implementamos en este artículo a prefabricados pero ahora ya estamos en la fase de implementación a hormigón convencional y estructura de acero" añade Manuel Buitrago.

Otras catástrofes

Los métodos de diseño actuales son eficaces en fallos iniciales, pero en el caso de que algún componente falle actúan en efecto dominó. Lo hemos visto en otras catástrofes como son Champlain Towersde en Miami (Estados Unidos), en el derrumbe de un edificio en Peñíscola en 2021 o en la ciudad iraní de Abadan en 2022.

El derrumbe de Champlain Towersde en Miami (Estados Unidos), ocurrió el 24 de junio de 2021, a la 1.30am, cuando un edificio colapsó parcialmente y dejó 98 fallecidos de entre 1 y 92 años. Esta estructura estaba compuesta de 12 pisos y 136 apartamentos.

Dos meses después, el 25 de agosto un edificio en Peñíscola quedaba reducido a escombros. Ocurrió a las 19.30 hora cuando un hombre paseaba a su perro por la zona cuando presenció cómo una fachada se venia abajo. La estructura estaba compuesta de 55 viviendas, distribuidas en 3 alturas. Una catástrofe que dejó sepultadas a 3 personas, todas residentes en el primer piso. Centenares de vecinos fueron evacuados.

En mayo de 2022, 24 personas fallecieron en en suroeste de Irán, a raíz del derrumbe de un edificio de apartamentos. Los hechos ocurrieron concretamente en la ciudad de Abadan cuando un edificio de diez pisos colapsó.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad