Trasplante de corazón

El dispositivo que permite a una niña hacer 'vida normal' mientras espera un trasplante de corazón

La pequeña pudo salir del hospital e ir con el equipo médico, sus padres y sus amigas al cine, gracias al nuevo dispositivo que le permite hacer vida normal.

Arena, ingresada en La Paz con un corazón artificial a la espera de un trasplante

Arena, ingresada en La Paz con un corazón artificial a la espera de un trasplante EFE

Publicidad

Arena es una niña de 13 años con un corazón artificial, a la espera de un trasplante cardíaco, y es también la primera paciente española que tiene un novedoso dispositivo de control de asistencia ventricular: se trata de una consola que facilita su movilidad y le ha permitido salir del hospital para poder hacer vida normal, como ir al cine con sus amigas.

La consola que controla los corazones artificiales suele pesa unos 80 kilos, lo que hace muy difícil que un paciente que la necesite pueda hacer vida normal ya que su movilidad se ve muy afectada. El nuevo dispositivo que tiene Arena, pesa unos 9 kilos, por lo que facilita la recuperación física y mejora la calidad de vida de los enfermos que tienen que llevarlo. En todo el mundo solo se ha implantado a 85 pacientes.

Arena lleva ingresada en el hospital de La Paz de Madrid desde el 14 de Julio. Tras 6 meses de ingreso, la mitad en la UCI, ha podido salir este fin de semana e ir al cine con sus padres, sus amigas y el equipo médico que la atiende en el hospital.

"Echaba de menos salir a la calle, dar una vuelta y que me diera el aire"

Arena

Arena explicaba de su antiguo dispositivo que "era demasiado grande y no me podía mover bien. Este es muy manejable y pesa menos".

La enfermedad de Arena

Arena nació con una miocardiopatía, una enfermedad estructural del corazón que hasta hace pocos meses permitía que la pequeña hiciese vida normal. Pero aparecieron una serie de complicaciones, entre ellas pulmonares, que llegaron a provocar a la paciente dos catetismos y limitaban la posibilidad del trasplante cardíaco.

Fue entonces, tras empezar a empeorar, cuando los médicos la incluyeron en la lista de trasplantes. Por lo que optaron por un implantarle un dispositivo de asistencia ventricular a finales de verano.

"Hemos conseguido que haya mejorado lo suficiente como para volver a ponerla en la lista de trasplantes", señala el también coordinador quirúrgico de trasplante cardíaco de Arena.

El hospital de La Paz no es solo el que más trasplantes pediátricos realiza, sino que también fue el primer centro español que utilizó un corazón artificial en 2006 y desde entonces ha implantado 43 corazones en niños.

Publicidad