Bola de fuego

Detectan bola de fuego sobrevolando Andalucía a 101.000 km/hora

La roca se volviese incandescente cuando se encontraba a una altura de unos 96 kilómetro sobre el mar Mediterráneo.

Detectan bola de fuego sobrevolando Andalucía a 101.000 km/hora

Publicidad

Los detectores del proyecto SMART, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), desde los observatorios astronómicos de Sevilla, La Sagra y Sierra Nevada (Granada), Calar Alto (Almería) y La Hita (Toledo) han registrado el paso de una bola de fuego por el sureste peninsular a 101.000 km/hora.

La bola de fuego fue grabada este domingo y fue ampliamente observada desde el sur y el centro de España, explica el investigador principal del proyecto SMART, José María Madiedo. La bola de fuego se produjo al entrar en la atmósfera terrestre un fragmento procedente de un cometa a 101.000 kilómetros/hora. Debido a esta elevada velocidad, el brusco rozamiento con el aire hizo que la roca se volviese incandescente cuando se encontraba a una altura de unos 96 kilómetro sobre el mar Mediterráneo, sobre la vertical de un punto situado a unos 55 kilómetros de la costa española.

Desde este punto avanzó hacia el suroeste y atravesó la provincia de Almería, finalizando a una altitud de unos 54 kilómetros casi sobre la vertical de la localidad almeriense de Cabo de Gata.

Los detectores del proyecto SMART operan en el marco de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (SWEMN), que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Una espectacular bola de fuego sobrevuela Andalucía

La espectacular bola de fuego que se registró sobre las ocho de la tarde del pasado 8 de noviembre fue grabada por los detectores que la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN) opera en los observatorios de La Sagra (Granada), Sierra Nevada, La Hita (Toledo), Calar Alto y Sevilla. Son los detectores que trabajan en el proyecto SMART, coordinado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), para poder monitorizar el cielo de manera continua y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de las rocas que proceden de distintos objetos del Sistema Solar.

Publicidad