Publicidad

Viaje espacial

Despega un nuevo cohete de SpaceX con una cápsula de reabastecimiento para la EEI

Así ha sido el nuevo lanzamiento de la NASA y SpaceX para enviar una cápsula de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional. Está previsto que en dos días lleguen nuevos paneles solares y especies animales a la EEI.

La NASA y la compañía SpaceX han lanzado hoy un cohete que transporta una cápsula de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional (EEI). Se trata del cohete Falcon 9, acompañado de la capsula 'Dragón', encargada de enviar nuevos paneles solares y diferentes especiales animales diminutas para que los científicos de la EEI continúen sus experimentos.

El buen tiempo ha acompañado y el lanzamiento ha ido conforme a lo previsto. A las 19:29, hora peninsular española (13:29 hora estadounidense), el cohete Falcon 9 ha despegado desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, en Florida. Se trata de la misión número 22 del plan de reabastecimiento que efectúa la compañía SpaceX junto a la NASA. La cápsula se ha separado minutos más tarde del despegue del cohete y ha continuado su ruta sola.

Según ha confirmado el director de programa de la EEI de la NASA, Joel Montalbano, el viaje durará dos días y se espera que la cápsula 'Dragón' se acople uno de los módulos de la EEI, el Harmoy, de manera autónoma durante la madrugada del sábado 5 de junio. Dentro de un mes, aproximadamente, la Dragón debería regresar a la Tierra con nuevo material de las investigaciones que se están haciendo en el espacio.

¿Cómo es la cápsula Dragón?

La cápsula acoplada al cohete Falcon 9 lleva más de 3.300 kilogramos de material científico, tecnológico y biológico directos al espacio. Su misión es reabastecer a la EEI y proporcionar el material necesario para mejorar la misma estación espacial. La Dragón transporta dos grandes paneles solares desplegables que sustituirán a los que están utilizando actualmente. Son las dos primeras piezas que irán reemplazando a los antiguos en los próximos viajes, unas piezas que no se cambiaban desde 2009.

La cápsula también es la encargada de entregar varios sepiólidos y tardígrados, un tipo de animal diminuto -osos de agua- que no superan los 1,5 milímetros en su edad adulta. Los científicos de la Estación Espacial Internacional quieren investigar sobre el impacto que tiene la microgravedad y la radiación en este tipo de seres vivos, que son capaces de sobrevivir a los entornos más duros de la tierra.

Publicidad