SEGÚN INVESTIGADORES

SEGÚN INVESTIGADORES

Descubren en Sumatra un nuevo tipo de orangután hasta ahora desconocido

Se trata del orangután de Tapanuli, que vive en el área de Batang Toru, en el norte de Sumatra. Solo quedan unos 800 orangutantes de este tipo y los que permanecen están bajo la amenaza de la pérdida del hábitat de las tierras bajas y la caza.

La nueva especie de orangután
La nueva especie de orangután | Universidad de Zurich

Científicos han reconocido desde hace tiempo seis especies vivas de gran simio aparte de los humanos: orangutanes de Sumatra y Borneo, gorilas, chimpancés y bonobos orientales y occidentales, pero esta lista se amplía ahora a siete, según informan investigadores en un artículo publicado este jueves en 'Current Biology'.

Gracias a una colección de pruebas, han determinado que una población aislada de orangutanes que viven en Sumatra es en realidad su propia especie única, a la que han bautizado como orangután de Tapanuli ('Pongo tapanuliensis').

Lamentablemente, según los investigadores, solo quedan unos 800 orangutanes Tapanuli y los que permanecen también están bajo la amenaza de la pérdida del hábitat de las tierras bajas y la caza, lo que hace que esta especie recién descubierta se encuentre entre las de grandes simios más amenazadas del mundo. "No es un evento cotidiano que encontremos una nueva especie de gran simio, por lo que, de hecho, el descubrimiento es muy emocionante", afirma el autor principal del estudio, Michael Krutzen, de la Universidad de Zurich, en Suiza, en el que también han participado investigadores del Instituto de Biología Evolutiva -centro mixto del CSIC y la Universitat Pompeu Fabra-.

"Los grandes simios están entre las especies mejor estudiadas del mundo -añade Erik Meijaard, de la Universidad Nacional de Australia-. Si después de 200 años de investigación biológica seria todavía podemos encontrar nuevas especies en este grupo, ¿qué otras cosas estamos pasando por alto: especies ocultas, relaciones ecológicas desconocidas, umbrales críticos que no debemos cruzar? Los humanos están llevando a cabo un vasto experimento global, pero tenemos un conocimiento casi nulo de los impactos que esto tiene realmente y cómo podría en última instancia socavar nuestra propia supervivencia", comenta el investigador.

La nueva especie de orangután vive en el área de Batang Toru, en el norte de Sumatra, Indonesia. Si bien había rumores, nadie estaba seguro de que esta población de orangutanes existía hasta 1997.

Viven al sur de lo que había sido el rango conocido para los orangutanes de Sumatra. Los primeros estudios sugirieron que el grupo difería de otros orangutanes en el comportamiento y en el nivel genético, pero no estaba claro que esas diferencias fueran suficientes para apoyar su designación como una nueva especie.

El avance se produjo en 2013, cuando el equipo de investigación que incluía a Meijaard tuvo acceso a un esqueleto perteneciente a un orangután Batang Toru muerto en un conflicto humano-animal. Los estudios cuidadosos del animal revelaron diferencias consistentes en su cráneo y dientes.

Primera división de orangutanes vivientes, hace tres millones de años

Un análisis sofisticado de 37 genomas de orangután ahora muestra que la división más profunda en la historia evolutiva de los orangutanes vivientes se produjo hace más de tres millones de años, entre la población de Batang Toru y los orangutanes de Borneo, al norte del lago Toba. Los orangutanes de Borneo y Sumatra se separaron solo mucho más tarde, hace menos de 700.000 años.

La evidencia conductual y ecológica presta más apoyo a la noción de que los orangutanes que viven en Batang Toru son una especie separada, según los investigadores. "Los orangutanes Batang Toru parecen ser descendientes directos de los orangutanes iniciales que habían emigrado de Asia continental y, por lo tanto, constituyen la línea evolutiva más antigua dentro del género Pongo", detalla Alexander Nater, también de la Universidad de Zurich. "La población de Batang Toru estaba conectada a las poblaciones del norte hasta hace entre 10.000 y 20.000 años, después de lo cual se aisló", agrega.

Los hallazgos significan que ahora hay 800 orangutanes de Sumatra menos de lo que se pensaba anteriormente. Los orangutanes Tapanuli también están severamente amenazados por la caza y el desarrollo propuesto de una presa hidroeléctrica que inundaría grandes partes de su mejor hábitat si se implementara. Eso es especialmente desalentador dado que los análisis previos sugieren que una tasa de mortalidad de menos del 1% por año sería suficiente para que los orangutanes Tapanuli se extinguieran.

"Si hasta 8 de cada 800 animales por año mueren o son eliminados de la población, la especie podría estar condenada al fracaso", advierten los científicos, quienes apuntan que lo más importante ahora es trabajar con las organizaciones que ya están en el área y las autoridades del gobierno de Indonesia para solicitar apoyo para medidas de conservación más efectivas para proteger el área de Batang Toru.

También quieren aprender más sobre la relación del orangután de Tapanuli con las poblaciones de orangután ya extinguidas que solían vivir en otras partes de Sumatra.

EuropaPress | Madrid | 02/11/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.