Un laboratorio

Publicidad

Estados Unidos

Descubren un posible potente anticuerpo contra el coronavirus

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle (Estados Unidos) han descubierto un anticuerpo que se despliega por la espiga del coronavirus para que no llegue a las células madres del ser humano.

En resumen

Un grupo de científicos del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle (Estados Unidos) han analizado una muestra de sangre de un enfermo de coronavirus de Washington y, a los meses, han descubierto un anticuerpo en este paciente que fue capaz de neutralizar el coronavirus.

Este anticuerpo se trata de una proteína que es una de las principales armas del cuerpo contra los patógenos, que tiene forma de 'Y', y que interfiere con los diferentes picos del coronavirus y este se rompió.

Por lo que el grupo de expertos han trazado una estructura molecular del anticuerpo y que ha sido publicado en la revista Nature Communications y donde han señalado varias imágenes 3D donde muestran cada una de las formas de las proteínas de estos anticuerpos, el pico del covid y el sitio de unión en las células. Mostrando cómo se encajan las piezas.

Marie Pancera, una de las responsables de la investigación ha señalado a Europa Press que "nuestro estudio muestra que este anticuerpo neutraliza el virus con dos mecanismos. Uno es que se superpone al sitio objetivo del virus en las células humanas, el otro es que induce a la eliminación o disociación de parte de la espiga del resto".

En el anticuerpo se ve una mancha en las puntas, por lo que estas moléculas pueden ir a través de la espiga del coronavirus, un sitio que funciona como un gancho para acoplarse a las células humanas.

Estos ganchos tienen como finalidad el receptor ACE2, una proteína que se encuentra en las superficies de las células que recubren los tejidos de los pulmones y los vasos sanguíneos humanos. Pero si los anticuerpos CV30 cubren esos ganchos, el coronavirus no puede acoplarse fácilmente con el receptor ACE2, explican en el medio científico.

Por ello, su cabida para contagiar las células disminuye. Este grupo de investigadores aguardan que la proteína que encontraron CV30, pueda ser útil en el tratamiento del covid-19. Para indagar, este anticuerpo, junto con otras proteínas aspirantes que su equipo está examinando, deben ser tratadas preclínicamente y luego en ensayos con humanos. "Es demasiado pronto para saber lo buenos que pueden ser", recuerda Pancera.

Publicidad