Ciencia

Científicos descubren microorganismos que podrían estar vivos en roca de hace 830 millones de años

El grupo de investigadores ha hallado una serie de microorganismos que podrían seguir vivos en una muestra de roca de sal de hace 830 millones de años.

Muestras en un laboratorio

Muestras en un laboratorio Getty Images

Publicidad

Científicos estadounidenses de la Sociedad Geológica de América han encontrado microorganismos en el interior de un mineral de 830 millones de años. Los investigadores Sara Schreder-Gomes , Kathleen Benison y Jeremiah Bernau tuvieron acceso a muestras de núcleos de la Formación Neoproterozoica Browne, una sucesión de capas de limo y lutita depositadas hace 800 millones de años en una laguna poco profunda o en un lago seco en un ambiente muy cálido.

A medida que el agua se iba evaporando y se formaban cristales que se quedaban enterrados. Con una serie de técnicas de imagen, los investigadores descubrieron sólidos orgánicos bien conservados encerrados dentro de una antigua pieza de roca de sal, conocida como halita. El equipo descubrió que los sólidos atrapados en las inclusiones fluidas coincidían con las células procariotas y eucariotas. El descubrimiento evidenciaría que los microorganismos pueden permanecer bien conservados en halita durante cientos de millones de años. Si esto se confirma tendría implicaciones para la búsqueda de vida extraterrestre.

"Los resultados de nuestro estudio sugieren la posibilidad de una preservación similar a largo plazo de firmas biológicas en Marte", aseguraron los investigadores. "Los microorganismos que pueden haber existido en las salmueras de la superficie de Marte en el pasado antiguo pueden quedar atrapados como microfósiles en rocas sedimentarias químicas", añadieron.

Estudios previos de depósitos de sal del Pérmico modernos a 250 millones de años han documentado la presencia de microorganismos y compuestos orgánicos. En septiembre de 2021, el Perseverance Rover de la NASA descubrió depósitos de sal en rocas recolectadas en su lugar de aterrizaje dentro del cráter Jezero. Estas sales pueden haberse formado cuando el agua subterránea fluyó y alteró los minerales originales en la roca.

Publicidad