Thelaziosis ocular

Científicos alertan de una infección ocular en humanos provocada por larvas de gusano

Estas larvas son habituales en animales y la transmisión a las personas se realiza a través de vectores como las moscas. El estudio analiza el caso de una mujer de 81 años de España a la que encontraron dos gusanos giliformes en la zona conjuntiva tarsal superior en el ojo izquierdo.

Resucitar ojos para un estudio

Publicidad

El Servicio de Parasitología del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (CNM-ISCIII) ha participado en una investigación en la que tratan un caso inusual de thelaziosis ocular, una zoonosis infradiagnosticada y emergente causada por larvas de gusano, concretamente por el parásito 'Thelazia callipaeda', en una mujer de 81 años en España.

Estas larvas de gusano provocan en ocasiones infecciones oculares en animales y personas y se transmiten a través de las moscas que depositan las larvas en la conjuntiva del huésped.

Picor de ojos, lagrimeo y conjuntivitis

La thelaziosis ocular provoca síntomas como picor, lagrimeo, conjuntivitis y fotofobia, algo que puede empeorar si no se diagnostica y trata a tiempo y puede llegar a derivar en úlceras corneales, por lo que detectarlo a tiempo puede ser clave.

Estas larvas es habitual encontrarlas en animales como perros, gatos o ratones y su transmisión a humanos, aunque es poco común, se da mediante vectores como moscas.

El estudio publicado en la revista científica 'American Journal of Ophthalmology Case Reports' es un ejemplo de enfermedades por el mundo que no cuentan con la atención necesaria.

El estudio analiza una mujer de 81 años

Una mujer de 81 años acudió al servicio de Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid. Presentaba un enrojecimiento ocular y lagrimeo durante más de una semana y aseguraba no haber mejorado tras la toma de los antibióticos y corticosteroides prescritos.

Una biomicroscopíamostró signos de conjuntivitis bilateral y secreción mucopurulenta. Además, se encontraron dos gusanos giliformes en la zona conjuntiva tarsal superior en el ojo izquierdo, que una vez retirados se remitieron al Centro Nacional de Microbiología para su estudio.

Las pruebas realizadas confirmaron el positivo en 'Thelazia callipaeda' y la mujer aseguró haber estado de vacaciones en contacto con perros infectados con esos gusanos oculares.