La cápsula Dragon de Space X

Publicidad

Dragon

La cápsula Dragon de la firma Space X, de Elon Musk, ameriza en la costa de Tampa (Florida) tras un mes en la EEI

La cápsula Dragon regresa tras un mes en la EEI con ratones vivos y con 12 botellas de Burdeos y 320 vides, llevadas al espacio para un experimento científico. Los ratones forman parte de un estudio que analiza la función de las arterias, venas y estructuras linfáticas en el ojo, así como los cambios en la retina antes y después de un vuelo espacial.

La cápsula Dragon alcanzó con éxito las aguas del Golfo de México, cerca de la costa de Tampa, en el oeste de Florida (EEUU), después de amerizar sobre las 08:26 horas de la noche tras un mes en la EEI para completar la misión 21 de abastecimiento que emprende la firma privada de Elon Musk Space X.

Dragon amerizó con una carga de más de 2.000 kilos, y después de haberse desacoplado un día antes de la Estación Espacial Internacional. Se trata de la primera vez que una cápsula de cargo regresa a la costa floridana, es decir cerca del Centro Espacial Kenndy, en vez de hacerlo en el Océano Pacífico.

Esta versión mejorada de la cápsula Dragon contiene el doble de disponibilidad de casilleros eléctricos que las cápsulas anteriores, lo que permite un aumento significativo en la investigación que se puede llevar a la Tierra, explicó la NASA. Entre las investigaciones científicas que han retornado a Tierra figuran trabajos sobre cómo la microgravedad a largo plazo afecta el sistema cardiovascular y la vista.

En la cápsula regresan como parte de los trabajos ratones vivos que forman parte de un estudio que analiza la función de las arterias, venas y estructuras linfáticas en el ojo, así como los cambios en la retina antes y después de un vuelo espacial. También regresan 12 botellas de Burdeos y 320 vides, llevadas al espacio para un experimento científico.

Publicidad