SEGÚN ALERTAN LOS CIENTÍFICOS

SEGÚN ALERTAN LOS CIENTÍFICOS

La capa de hielo no se recuperará como ya lo hizo hace 10.000 años

El retiro de las masas de hielo de la Antártida Occidental después de la última Edad de Hielo se revirtió sorprendentemente hace unos 10.000 años, algo que no podrá ocurrir de nuevo dada la velocidad del cambio climático actual por la quema los combustibles fósiles.

El retiro de las masas de hielo de la Antártida Occidental después de la última Edad de Hielo se revirtió sorprendentemente hace unos 10.000 años, según han encontrado los científicos. Esto está en marcado contraste con supuestos previos. De hecho, fue la contracción misma lo que detuvo la contracción: aliviada por el peso del hielo, la corteza terrestre se levantó y provocó el avance de la capa de hielo.

Sin embargo, este mecanismo se demorará mucho para evitar el peligroso aumento del nivel del mar causado por la pérdida de hielo en la Antártida Occidental en el presente y en el futuro cercano. Sólo podrán impedir una subida del mar una rápida reducción de emisiones.

"El calentamiento después de la última Era de Hielo hizo que las masas de hielo de la Antártida Occidental se redujeran", señala Torsten Albrecht, del Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam, uno de los tres autores principales del estudio ahora publicado en la revista científica 'Nature'. "Se retiró tierra adentro en más de 1.000 kilómetros en un periodo de 1.000 años en gran parte de esta región, en escalas de tiempo geológicas, esto es realmente a alta velocidad. Pero ahora detectamos que este proceso en cierto punto se revirtió parcialmente", añade.

Según Albrecht, en lugar del posible colapso, la capa de hielo creció de nuevo hasta en 400 kilómetros. "Esta es una estabilización auto-inducida limitada, pero sorprendente", dice. Sin embargo, hasta ese momento se necesitaron 10.000 años. Dada la velocidad del cambio climático actual por la quema los combustibles fósiles, el mecanismo que han detectado los científicos desafortunadamente no funciona lo suficientemente rápido como para evitar que las capas de hielo actuales se derritan y provoquen el aumento de los mares, lamenta.

El equipo pudo descubrir por qué ocurrió el rebote en la Antártida Occidental. Es bien sabido que la corteza de la Tierra puede verse deprimida por el peso del hielo de un kilómetro de espesor, cuando el hielo desaparece, la tierra se levanta. Esto se llama rebote isostático; pero este fenómeno depende de las características complicadas del manto de la Tierra en una región determinada: los científicos, por ejemplo, hablan de viscosidad.

Hasta el momento no se sabía que la corteza terrestre de la Antártida Occidental se alzó de una manera que hizo que el hielo se encogiera nuevamente. Anteriormente, los investigadores supusieron que después de la última glaciación máxima, el hielo de la Antártida Occidental se retiraba continuamente. Ahora, parece que en general han estado en lo cierto acerca de la retirada, pero no han comprendido completamente su dinámica.

"Cuando observé el nuevo crecimiento en nuestras simulaciones computarizadas numéricas de la Antártida Occidental, primero pensé que esto podría ser un defecto, se veía muy diferente de lo que se encuentra en los libros de texto -dice Torsten Albrecht-. Así que comencé a descifrar las interacciones involucradas entre el hielo, el océano y la Tierra y sus escalas temporales típicas".

De hecho, las simulaciones por ordenador resultaron útiles para obtener datos de observación que otros científicos encontraron que no tenían relación con el trabajo del equipo de modelado de Potsdam, pero al principio estaban igualmente irritados por sus respectivos hallazgos.

En otra investigación independiente, los científicos examinaron los sedimentos recuperados mediante la perforación a través de muchas capas de hielo hasta donde se basa en las rocas. Se pensaba que el área estaba cubierta por hielo anclado a tierra desde la Edad de Hielo pasada, pero el equipo de Reed Scherer, de 'Northern Illinois University', el tercer autor principal del estudio publicado ahora, encontró material orgánico debajo del hielo, los restos de diminutas criaturas marinas muertas hace mucho tiempo. Esto indica que esta área estaba conectada al océano más recientemente de lo que nadie pensó. Esto se debe a la retirada rápida y al lento crecimiento del hielo hace miles de años.

Una serie de factores influye en el comportamiento de la capa de hielo durante el calentamiento. En la región estudiada, las montañas marinas resultaron ser bastante importantes para la dinámica del hielo. Los picos de estas montañas debajo de las plataformas de hielo flotantes se extienden desde el fondo del océano. Cuando la parte inferior se eleva, pueden convertirse en hielo dentro de la plataforma de hielo. Como están hechos de roca sólida, aumentan la estabilidad de la capa de hielo. Los científicos llaman a esto un efecto de refuerzo.

Las condiciones para el recrecimiento del hielo podrían ser menos favorables en otras áreas. Sin embargo, es la escala de tiempo la clave al final. "Lo que ocurrió hace aproximadamente 10.000 años podría no dictar hacia dónde vamos en nuestro mundo mejorado con dióxido de carbono, en el cual los océanos se están calentando rápidamente en las regiones polares -dice Scherer-. Si la capa de hielo se retirara dramáticamente ahora por el calentamiento antropogénico, el proceso de elevación no ayudará a volver a crecer la capa de hielo hasta mucho después de que las ciudades costeras hayan sentido los efectos del aumento del nivel del mar".

Agencias | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 07:10 horas

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.