La Comisión Europea sigue con "preocupación" el estado de la calidad del aire en varios núcleos urbanos españoles, en especial Madrid y Barcelona, por lo que sopesa llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en las próximas semanas si las autoridades no toman medidas urgentes para corregir la situación.

El Ejecutivo comunitario decide una vez al mes los pasos a seguir en los distintos expedientes que tiene abiertos contra los Estados miembro y está previsto que anuncie el próximo paquete el 25 de julio, un día después del último Colegio de Comisarios que se celebrará antes del parón veraniego.

Es entonces cuando Bruselas podrá decidir si España ha reaccionado a la preocupación expresada por las autoridades comunitarias para atajar los altos niveles de contaminación atmosférica o da el último paso del procedimiento de infracción y acude a la Justicia europea, han indicado fuentes comunitarias.

La Comisión Europea ha llevado ya ante el TUE a Alemania, Francia, Italia y Reino Unido por casos similares, pero el pasado mayo decidió parar el expediente de España en su última fase y evitó así llevarlo ante la Justicia europea, etapa que abriría la puerta a importantes sanciones económicas.

En aquel momento, el Ejecutivo comunitario informó de que suspendía el proceso porque el paquete de medidas presentado por España para corregir la situación en la capital, que incluye la puesta en marcha de Madrid Central, era suficiente para "hacer frente a las carencias detectadas siempre y cuando se ejecuten correctamente".

Sin embargo, dos meses después el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha enviado una carta al Gobierno alarmado por los niveles de contaminación registrados y ha avisado de que espera que se tomen con urgencia medidas adicionales.

Preguntado por este asunto en rueda de prensa, un portavoz comunitario ha confirmado el envío esta semana de la carta de Vella al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) hecha publica por el ministerio este miércoles, llamando a "completar" las medidas contra la contaminación, aunque no ha querido dar detalles de los problemas identificados. Preguntado por si la decisión del nuevo gobierno municipal de Madrid, liderado por el alcalde del PP José Luis Martínez-Almeida, de aplicar una moratoria al plan de Madrid Central, ha influido para que el comisario escriba a España, el portavoz se ha limitado a decir que Bruselas "no comenta medidas específicas tomadas a nivel local, sino sobre la situación general en España".

Sin embargo, otras fuentes europeas han apuntado que los servicios comunitarios ven con "preocupación" los datos "negativos" recientes en materia de contaminación y que anuncios como el del Ayuntamiento de Madrid "no ayudan" a pensar que se vaya a corregir la situación.

Por eso, la Comisión ha retomado el examen del expediente abierto a España y estudiará en las próximas semanas la respuesta de las autoridades y la conveniencia o no de elevar el asunto ante el TUE. Bruselas ha expedientado a una veintena de Estados miembros por problemas relacionados con la calidad del aire en sus territorios, pero por el momento solo ha llegado hasta los tribunales en los casos de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) informó este miércoles de que ha pedido al ayuntamiento de Madrid y al área metropolitana de Barcelona que colaboren en la adopción de medidas adicionales para mejorar la calidad del aire tras el nuevo aviso de Bruselas y mostró "preocupación" por la situación.