Vinos

Publicidad

Coronavirus

Beber vino no ayuda a protegerse del coronavirus: "No influye en la proliferación del COVID-19"

No hay evidencia científica alguna de que el vino pueda ser beneficioso para protegerse frente al coronavirus, según la OMS.

Pese a lo que aseguran numerosos mensajes difundidos en redes sociales que se basan en un comunicado de la federación de enólogos españoles, el consumo de vino no ayuda a protegerse del coronavirus. Esto carece de base médica y científica.

En los últimos días se han difundido en nuestro país y en varios países de América Latina, a través de redes como Twitter, mensajes que se congratulaban por una supuesta noticia positiva en medio del drama de la propagación del COVID-19: "La supervivencia del coronavirus en el vino es imposible" y "un consumo moderado puede ser beneficioso frente a la enfermedad" eran solo algunos de los mensajes.

Ambas afirmaciones se basan en un comunicado del presidente de la Federación Española de Enología (FEAE), Santiago Jordi Martín. Dicho comunicado aseguraba que "la supervivencia del coronavirus en el vino parece imposible [...] La combinación concomitante de alcohol, un ambiente hipotónico y la presencia de polifenoles impide la vida del propio virus", decía el argumento.

Asimismo, se sostenía que "la contaminación por el embalaje parece ser muy remota, si no estadísticamente inexistente, también en vista de la corta vida del virus y la ausencia de un positivo huésped 'biológico'". Finalmente, el comunicado aseguraba , afirma que "el consumo moderado de vino, vinculado al consumo responsable, puede contribuir a una mejor higiene de la cavidad bucal y la faringe, esta última zona donde anidan los coronavirus durante las infecciones".

Sin embargo, no hay evidencia alguna de que el vino pueda aportar beneficio alguno frente al coronavirus, al igual que sucede con el resto de bebidas y alimentos. El doctor Jaime Barrio, del Consejo Científico del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem), recuerda que la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos oficiales se han pronunciado en este sentido.

Ningún alimento influye en el virus

El vino discurre por vía digestiva, como el resto de alimentos, "y no influye en la proliferación del virus", que "afecta sobre todo al pulmón", asevera el doctor Barrio. Quiere dejar claro que las afirmaciones sobre los supuestos beneficios del vino frente al coronavirus no tienen base científica alguna.

Por otro lado, tampoco tienen base científica ninguna los argumentos que esgrime la federación de enólogos al sostener que la contaminación a través de botellas y otros envases de vino es "estadísticamente inexistente".

Según cuenta la OMS, no se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus del COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus: puede subsistir en ella desde unas pocas horas hasta varios días, en función del tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente.

Publicidad