El calentamiento global es un asunto que preocupa a los científicos. Para ver cómo está el Ártico los científicos radiografían desde una avioneta valores como la calidad del aire, el grosor del hielo o la salinidad del agua del Ártico.

La avioneta está dotada con los equipos más sofisticados para realizar una radiografía cada vez más vital para el planeta. Desde el aire se aprecia mejor la enorme pérdida de hielo marino ya que cada década un 3'5% menos.

Uno de los asuntos que más preocupa a los investigadores es la desaparición del 'permafrost', la capa vegetal que desde hace siglos permanece bajo 30 centímetros de hielo. De derretirse esa capa, las consecuencias serían catástroficas ya que se liberaría a la atmósfera una brutal cantidad de carbono.

Estos datos serán enviados a un satélite de la Agencia Espacial Europea con el fin de diagnosticar más acertadamente un problema que ya empieza a afectar gravemente al planeta.