En este pasaje de su última entrevista, concedida el 16 de julio de 2019, día del 50 aniversario del lanzamiento de la misión, Collins relata cómo vivió los primeros momentos del despegue hasta el final de la fase 1. Collins habló así desde la plataforma del histórico lanzamiento en Cabo Cañaveral, en el noreste de Florida, donde también se esperaba la presencia de Buzz Aldrin, de 89 años, quien sin embargo no compareció por causas no explicadas por la NASA.

Para Collins, Armstrong, fallecido en 2012, era el astronauta más inteligente, un gran ingeniero y la "perfecta" elección para comandar la misión. "Era muy inteligente, tenía una formación extremadamente amplia, de conocimiento científico e histórico", manifestó durante una entrevista televisada por la NASA.

Sin embargo, el astronauta de 88 años quiso destacar los dotes de Armstrong como "portavoz de tres hombres que tuvieron el privilegio de dar la vuelta al mundo". "Hizo un trabajo superlativo como comandante de tripulación. No hay quejas, fue magistral, un gran orador", precisó Collins sobre el primer ser humano en pisar la superficie de la Luna.

"Era una persona introvertida no quería agarrar el micrófono, pero si estaba al frente de él, podría usarlo con una ventaja maravillosa", explicó.

El astronauta además elogió la "sucinta instrucción" del presidente John F. Kennedy en 1961 de enviar un hombre a la Luna antes de que finalizase la década de los años 60. En ese sentido, dijo que la gran pregunta ahora es "¿hacia dónde vamos desde aquí?". "Me gusta transferir ese espíritu de dónde estamos a dónde podríamos ir. Y propondría ir directamente a Marte, bajo lo que llamaría el JFK Mars Express", manifestó el astronauta.

"Donde sea que fuéramos, usaríamos el nombre de Kennedy", reiteró.

Por otro lado, elogió el papel de las mujeres en la nueva era espacial, específicamente en el programa Artemisa de la NASA para colonizar la Luna y Marte, al señalar que "quizás puedan hacerlo mejor". "Me encanta la palabra Artemisa, la gemela de Apolo. Creo que es un nombre maravilloso y más importante que el nombre es un concepto maravilloso. Creo que las mujeres pueden hacer cualquier cosa que los hombres puedan hacer en un espacio", enfatizó.

Collins además contestó con un rotundo "no" cuando se le preguntó si se había sentido como el hombre más solitario del espacio mientras sus dos compañeros paseaban por la Luna. "Cuando estaba solo, disfrutaba de un café perfectamente agradable, tomaba un café caliente, tenía música si la quería", dijo al señalar que muchas veces había pilotado aviones solo. "Fueron más o menos 40 minutos de paz y tranquilidad, y disfruté de la calma"