Planeta Tierra

Así es Earth's Black Box, la caja negra que contendrá información para las civilizaciones futuras

Así es Earth's Black Box, la caja negra que contendrá información para las civilizaciones futuras durante décadas.

Así es Earth's Black Box, la caja negra que contendrá información para las civilizaciones futuras

Earth's Black Box Así es Earth's Black Box, la caja negra que contendrá información para las civilizaciones futuras

Publicidad

Earth's Black Box o caja negra de la Tierra es un proyecto formado por varios investigadores científicos y artistas. Con él pretenden acercar a las civilizaciones futuras datos relacionados con la climatología.

Esta caja negra guardará información y mediciones relacionadas con la salud del planeta. Se impulsa debido a la situación del mundo con la actual crisis climática que asola.

El objetivo de la construcción es el de "proporcionar un relato imparcial de los eventos que llevaron a la desaparición del planeta, responsabilizar a las generaciones futuras e inspirar acciones urgentes", se indica en la web.

"La caja actuará como un libro de contabilidad indestructible e independiente de la 'salud' del planeta", explica el artista y director del proyecto, Jonathan Kneebone.

Earth's Black Box o caja negra se situará en la isla de Tasmania y se completará a principios del año 2022. Sin embargo, los discos duros integrados han comenzado a registrar hallazgos basados en algoritmos desde la celebración de la cumbre climática COP26 en Glasgow, en Escocia.

Paneles solares y baterías

El monolito está construido con paneles solares y baterías. Documentará todo aquello que esté relacionado con los cambios de temperatura de la tierra y el mar. También la acidificación de los océanos, la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera, el consumo de energía o el gasto militar, entre otros datos.

La caja negra descargará información científica de Internet de forma constante. Los desarrolladores estiman que tiene la capacidad de almacenar suficientes datos para las próximas tres o cinco décadas.

Aunque tratan de saber cómo aumentar sus capacidades de almacenamiento, ya que tratan de averiguar cómo se podría usar este elemento en un futuro lejano. Para descodificar la información se requerirán tecnologías avanzadas.

Una vez activada la Earth's Black Box, se podrá acceder a su biblioteca de datos climáticos a través de una plataforma online.

Publicidad