INTERVENIDO EN LA ENFERMERÍA

Cayetano Rivera, herido en Zaragoza con una cornada de tres trayectorias en el muslo izquierdo, de pronóstico grave

Tras reponerse aparentemente del percance, y con la pierna cubierta de sangre, Cayetano ha seguido toreando al astado e incluso ha llegado a entrarle a matar, cobrando una estocada que ha sido suficiente para cortarle las dos orejas, concedidas cuando el torero ya se encontraba en la enfermería.

Publicidad

Publicidad