Publicidad

LA ENTREVISTA DE LA MAÑANA

José Gumersindo García. Alcalde de Candelaria

La nueva ley del sector eléctrico, aprobada el lunes en el Parlamento de Canarias, ha levantado ampollas entre los ayuntamientos canarios, que la interpretan como una interferencia en la autonomía local.  El gobierno regional podrá instalar una central eléctrica en un municipio aunque el ayuntamiento se oponga, siempre que el ejecutivo la declare de interés general. Además seguirán en marcha las centrales de Las Caletillas en Tenerife y de Jinámar en Gran Canaria, pese a lo que dictan varias normas urbanísticas. La de Candelaria ya tenía  fecha para su desmantelamiento en 2015.

Canarias | antena3canarias.com
| 07.02.2019 18:46

Publicidad