Mucha precaución en las cumbres porque la Agencia estatal de meteorología ha activado el riesgo extremo de incendio. Afecta a la provincia occidental y a Gran Canaria. Aunque no ha comenzado la campaña oficial contra incendios, cientos de agentes vigilan los montes ante cualquier conato que pudiera declararse.

Cualquier despiste puede provocar un incendio

Vigilan cada palmo de nuestros montes, y no es para menos, estamos ante una situación de riesgo extremo de incendios. Fíjense en el mapa, las partes en rojo es riesgo extremo, en naranja riesgo importante y todavía no ha llegado el verano, una señal de que las fechas oficiales poco tienen que ver con la realidad. Desde la instituciones se están poniendo todos los medios al alcance para prevenir cualquier conato. Pero es importante la concienciación ciudadana, nada de quemas, barbacoas ni fuegos artificiales en zona de riesgo. También hay recomendaciones para los vecinos que viven rodeados de árboles.

Este miércoles llegarán las nubes y el riesgo baja de intensidad pero la atención no disminuye, cualquier despiste puede provocar un incendio.