Publicidad

Después de años de burocracia e incertidumbre, los vecinos de Ojos de garza empiezan a ver la luz. Las mil viviendas de este barrio del municipio de Telde desaparecerán porque sobre ellas se construirá la nueva pista del aeropuerto de Gran Canaria. Después de la reunión de ayer en Madrid entre el ministro de Fomento y Paulino Rivero, hoy los vecinos han conocido de primera mano que una ley garantizará sus derechos.
Además de la ley, un convenio Canarias estado definirá las obligaciones de AENA con los vecinos.
Pendientes de que AENA dé luz verde a la servidumbre aeronáutica, el nuevo Ojos de Garza se construirá en estos terrenos, conocidos como Montaña Tabaiba o Verona. Los vecinos, según el convenio, supervisarán la calidad de sus viviendas.
Los vecinos que no quieran ser realojados recibirán una indemnización.

Después de años de burocracia e incertidumbre, los vecinos de Ojos de garza empiezan a ver la luz. Las mil viviendas de este barrio del municipio de Telde desaparecerán porque sobre ellas se construirá la nueva pista del aeropuerto de Gran Canaria. Después de la reunión de ayer en Madrid entre el ministro de Fomento y Paulino Rivero, hoy los vecinos han conocido de primera mano que una ley garantizará sus derechos.
Además de la ley, un convenio Canarias estado definirá las obligaciones de AENA con los vecinos.
Pendientes de que AENA dé luz verde a la servidumbre aeronáutica, el nuevo Ojos de Garza se construirá en estos terrenos, conocidos como Montaña Tabaiba o Verona. Los vecinos, según el convenio, supervisarán la calidad de sus viviendas.
Los vecinos que no quieran ser realojados recibirán una indemnización.

Publicidad