Publicidad

Éstas iban a ser las vistas del edificio Parque de San Telmo de la capital grancanaria hasta que le construyeron la biblioteca delante. Los propietarios llegaron a pagar hace 14 años hasta 10 millones de pesetas más por ver el océano pensando que donde está la biblioteca iba zona verde. Ahora el Tribunal Supremo ha fallado a su favor.

El ayuntamiento permitió su construcción sin desarrollar el necesario plan especial de ordenación urbanística. La noticia de que hay que derribar el edificio sigue causando estupor entre los usuarios. En 2009, la biblioteca prestó a los usuarios 182.000 documentos, entre ellos más de 100.000 libros. En los años que lleva abierta se ha convertido en un referente cultural en la ciudad, con actividades de promoción de la lectura, encuentros de poesía y conferencias. El actual gobierno municipal ya ha anunciado que buscará parar el derribo negociando una indemnización con los vecinos. Una indemnización que pagaremos todos.

 

Éstas iban a ser las vistas del edificio Parque de San Telmo de la capital grancanaria hasta que le construyeron la biblioteca delante. Los propietarios llegaron a pagar hace 14 años hasta 10 millones de pesetas más por ver el océano pensando que donde está la biblioteca iba zona verde. Ahora el Tribunal Supremo ha fallado a su favor.

El ayuntamiento permitió su construcción sin desarrollar el necesario plan especial de ordenación urbanística. La noticia de que hay que derribar el edificio sigue causando estupor entre los usuarios. En 2009, la biblioteca prestó a los usuarios 182.000 documentos, entre ellos más de 100.000 libros. En los años que lleva abierta se ha convertido en un referente cultural en la ciudad, con actividades de promoción de la lectura, encuentros de poesía y conferencias. El actual gobierno municipal ya ha anunciado que buscará parar el derribo negociando una indemnización con los vecinos. Una indemnización que pagaremos todos.

 

Publicidad