Desde el hospital lamentan lo ocurrido

Ha tenido que esperar tres meses para conocer el resultado de una prueba determinante en su tratamiento. Luz Benigna tiene 75 años y padece un cáncer con metástasis hepática y pulmonar. El retraso de la prueba, que suele durar solo 3 semanas, se ha producido por la falta de especialistas que ha reconocido el propio Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife.

Impotencia. Es lo que siente Coromoto Linares. Ha tenido que esperar tres meses para que su madre, enferma de cáncer, reciba los resultados de una prueba imprescindible para su tratamiento.

Luz Benigna tiene 75 años, fue diagnosticada en febrero del año pasado de un tumor en el páncreas. Tras una exitosa y arriesgada intervención, los médicos descubren que tiene metástasis hepática y pulmonar.

En noviembre se solicita un nuevo escáner. Es aquí cuando comienza el problema.

Al día siguiente llegan los resultados. Casi tres meses después, cuando lo normal eran tres semanas. Hasta ese momento las pruebas se realizaban en el Hospital Universitario. Este último escáner se hizo en el Hospital del Norte.

Desde el Hospital lamentan lo sucedido. Explican que hay falta de especialistas y prevén que aumente su número en estos meses. Para su próximo escáner, Luz Benigna espera que esta situación no se vuelva a repetir.