Publicidad

Los enfermos se acumulan en los pasillos de las urgencias, pero aún así el hospital tiene previsto cerrar por vacaciones del personal, según su gerente. Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, se quejan de la merma en la calidad asistencial y del aumento del sufrimiento de los pacientes, que se encuentran en estas condiciones. Comisiones Obreras e Intersindical Canaria Urgencias totalmente colapsadas una imagen que se repite a diario en el Hospital Universitario de Canarias pero que se podría agravar con el anuncio de la conserjería de cerrar camas para el periodo de verano debido a las vacaciones del personal.  COO en la calle los usuarios reflejan su enfado. 
Intersindical canaria advierte de que el déficit de empleados en el hospital es de 600 para atender debidamente a todos los pacientes. 
Según los sindicatos nos situamos a la cola del resto del país y estos diplomas, dicen, no se corresponden con la realidad. 
A esta protesta se le ha unido la de comisiones obreras que tacha de disparate la política del servicio canario de salud.

Los enfermos se acumulan en los pasillos de las urgencias, pero aún así el hospital tiene previsto cerrar por vacaciones del personal, según su gerente. Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, se quejan de la merma en la calidad asistencial y del aumento del sufrimiento de los pacientes, que se encuentran en estas condiciones. Comisiones Obreras e Intersindical Canaria Urgencias totalmente colapsadas una imagen que se repite a diario en el Hospital Universitario de Canarias pero que se podría agravar con el anuncio de la conserjería de cerrar camas para el periodo de verano debido a las vacaciones del personal.  COO en la calle los usuarios reflejan su enfado. 
Intersindical canaria advierte de que el déficit de empleados en el hospital es de 600 para atender debidamente a todos los pacientes. 
Según los sindicatos nos situamos a la cola del resto del país y estos diplomas, dicen, no se corresponden con la realidad. 
A esta protesta se le ha unido la de comisiones obreras que tacha de disparate la política del servicio canario de salud.

Publicidad