Publicidad

Es el asalto de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento de la Dignidad, ocurría en la madrugada del domingo. 24 horas después de la toma del campamento saharaui,  y tras  una noche de calma, regresan los disturbios a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental. Las cifras siguen siendo muy confusas, el Polisario habla de 10 muertos saharauis, 700 heridos y 150 desaparecidos, el Gobierno marroquí eleva a seis los fallecidos, uno saharahui.  Más de 20.000 personas y unas 4.000 haimas desalojadas a la fuerza. En mitad de la noche este helicóptero les comunica que tienen que abandonar el campamento en ese momento. Cañones de agua, gases lacrimógenos, porras y disparos de balas de goma contra los acampados.(RESPIRO)  Por la mañana, una imagen desoladora: el campamento de  La Esperanza. el Digdem Izik, totalmente arrasado. Marruecos mientras justifica  la intervención explicando que "un grupo de individuos con antecedentes penales y buscados por delitos comunes" se habían apoderado del campamento. En el Aaiún, la población saharaui hace arder edificios representativos de Marruecos (RESPIRO). 24 horas después de los hechos, se habla de una calma en tensión en la capital del Sáhara occidental. Siguen si haber cifras oficiales. El asalto se produjo el mismo día en que se reanudaban las negociaciones entre Marruecos y el frente Polisario en Nueva York. Mientras continúa la reunión, El Sáhara Occidental necesita una solución urgente.

Es el asalto de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento de la Dignidad, ocurría en la madrugada del domingo. 24 horas después de la toma del campamento saharaui,  y tras  una noche de calma, regresan los disturbios a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental. Las cifras siguen siendo muy confusas, el Polisario habla de 10 muertos saharauis, 700 heridos y 150 desaparecidos, el Gobierno marroquí eleva a seis los fallecidos, uno saharahui.  Más de 20.000 personas y unas 4.000 haimas desalojadas a la fuerza. En mitad de la noche este helicóptero les comunica que tienen que abandonar el campamento en ese momento. Cañones de agua, gases lacrimógenos, porras y disparos de balas de goma contra los acampados.(RESPIRO)  Por la mañana, una imagen desoladora: el campamento de  La Esperanza. el Digdem Izik, totalmente arrasado. Marruecos mientras justifica  la intervención explicando que "un grupo de individuos con antecedentes penales y buscados por delitos comunes" se habían apoderado del campamento. En el Aaiún, la población saharaui hace arder edificios representativos de Marruecos (RESPIRO). 24 horas después de los hechos, se habla de una calma en tensión en la capital del Sáhara occidental. Siguen si haber cifras oficiales. El asalto se produjo el mismo día en que se reanudaban las negociaciones entre Marruecos y el frente Polisario en Nueva York. Mientras continúa la reunión, El Sáhara Occidental necesita una solución urgente.

Publicidad