Publicidad

Desesperada Maribel lanza este mensaje a quien aún es su marido,  lleva una semana sin noticias de su pequeña Lisa aunque tiene la certeza de que se encuentra en Alemania, por ello mañana parte hacia allí. En la maleta esperanzas y el juguete preferido de la pequeña de sólo cuatro años. Una jueza ha decretado en España que se trata tan sólo de un riña familiar al no haber divorcio y por tanto la búsqueda de la pequeña en el país ha quedado en suspenso.

Un dictamen que ha sido recurrido. Maribel asegura que se ha puesto en contacto que parte de la familia de Marco y que sólo ha recibido largas. 
A su pequeña sólo quiere contarle que la está buscando

 

Desesperada Maribel lanza este mensaje a quien aún es su marido,  lleva una semana sin noticias de su pequeña Lisa aunque tiene la certeza de que se encuentra en Alemania, por ello mañana parte hacia allí. En la maleta esperanzas y el juguete preferido de la pequeña de sólo cuatro años. Una jueza ha decretado en España que se trata tan sólo de un riña familiar al no haber divorcio y por tanto la búsqueda de la pequeña en el país ha quedado en suspenso.

Un dictamen que ha sido recurrido. Maribel asegura que se ha puesto en contacto que parte de la familia de Marco y que sólo ha recibido largas. 
A su pequeña sólo quiere contarle que la está buscando

 

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.